Callos

¿Qué son los callos?

Los callos (clavo) es una dureza que suele ser dolorosa y crece hacia adentro de forma cónica. Aparecen en zonas donde hay mucha presión y/o fricción con la piel. Esto provoca un exceso de callos que se concentran en una parte de su pie. Los callos generalmente aparecen en la planta de los pies, en la parte superior de los dedos, en la punta de los dedos y entre los dedos. También pueden aparecer callos en la palma de la mano. Los callos pueden ser dolorosos. Se siente como una chinche en su pie.

Descripción de los callos

Generalmente nos referimos a los callos como durezas o verrugas plantares. La diferencia entre ellos se basa en el tipo de crecimiento calloso:

  • La dureza es un callo que crece hacia adentro con una punta de callo. Es decir, la dureza empuja hacia adentro en una zona más pequeña desde el exterior. Este tipo de dureza presiona los nervios y los vasos sanguíneos, lo que genera un punto doloroso en su pie.
  • Las verrugas plantares son un callo con un redondel duro que aparece en la zona externa de los dedos. El redondel duro presiona la piel, pero no hay una punta que crece hacia adentro.

El redondel puede ocasionar mucho dolor. Ambos tipos de callos se pueden prevenir si uno nota la fricción de forma temprana o si usa calzado cómodo y apropiado.
Los callos y las verrugas son difíciles de diferenciar. Especialmente porque el callo con punta a veces puede sentirse suave. Sin embargo, por lo general es más duro. La línea entre la verruga plantar y la piel ‘sana’ generalmente es clara.

Diferentes tipos de callos

Callo duro (clavo):
Acumulación dolorosa con un centro que crece hacia adentro desde la piel externa a través de la presión o fricción.

Callo blando (clavo interdigital):
Aparece entro los dedos. Generalmente la piel se vuelve débil y suave. Por lo general, el callo blando es de color blanco y es uno de lo más dolorosos porque está siempre bajo presión. El callo blando usualmente se genera por la posición de los pies o dedos junto con el uso de calzados demasiados pequeños.

Tipo vascular:
Los vasos sanguíneos crecen dentro del callo. Puede reconocer este tipo por sus puntos negros en la dureza. No se pueden eliminar con sólo pedicura o pedicura médica. Por lo general, se trata con una envoltura química.

Callo neurovascular:
En este tipo, los vasos sanguíneos y los nervios crecen junto con la dureza. Al igual que en el tipo vascular, no se puede eliminar sólo con pedicura o pedicura médica, y generalmente se trata con una envoltura química. El callo neurovascular es muy doloroso.

Callo semilla (heloma miliare):
Se genera sin presión o fricción. Se parece a una pequeña semilla y no duele. Los callos semilla generalmente ocurren en pieles muy secas. Puede aparecer muchos callos semilla en la planta del pie.

Síntomas

Los callos también se describen como un punto amarillo vidrioso de color oscuro en el medio, o como un punto doloroso o bulto debajo del pie. Los callos tienen forma de cuña cuando crecen hacia adentro. Hay una línea visible entre el callo y la piel normal. El punto tiene como mucho algunos milímetros de ancho. Los callos no siempre se ven desde afuera. Los callos pueden ser dolorosos y por lo general se encuentran en alguno de los siguientes lugares: en la planta del pie, en la parte superior de los dedos, en la punta de los dedos y entre los dedos.

Los callos generalmente son duros. Sin embargo, como se mencionó antes, también existen los callos blandos. Esto hace que sea más difícil diferenciar un callo de una verruga de pie. La diferencia entre el callo y la verruga es que la verruga duele cuando se presiona en los costados, mientras que el callo duele cuando se presiona desde arriba. Además, los callos tienen un dolor diferente cuando se los envuelve. El callo es doloroso cuando uno está de pie, mientras que la verruga es dolorosa cuando uno empuja. La forma de la verruga se asemeja a la de una coliflor, mientras que el callo tiene una estructura brillante de dureza. Usted puede leer más sobre verrugas: verrugas de pie.

Causas

Los callos pueden aparecer si sus zapatos son muy ajustados, puntiagudos, si usa tacos altos o si no son de su talla. Esto impide que el pie tome su posición natural. Esto genera una mayor presión en ciertas zonas de sus pies, lo cual fomenta el crecimiento del callo. La posición de sus pies y dedos junto con sus zapatos puede llevar a puntos de presión. Su pedicura o pedicura médica le puede decir más sobre los zapatos adecuados para usted.

Qué puede hacer

Usted puede prevenir los callos si nota fricción de forma temprana y con el uso de un calzado que tenga el tamaño, largo y ancho correcto.

Eliminar o tratar el callo

La pedicura o pedicura médica puede eliminar de forma profesional el callo manualmente o con herramientas. Esto se llama eliminación y molienda de la dureza. El callo desaparecerá enseguida, junto con el dolor. La pedicura o pedicura médica examinará sus pies para encontrar la causa del callo. Le dirá como prevenir callos en el futuro.
¿Usted tiene pies en peligro? Por favor, asegúrese de programar una cita con una pedicura médica para tratar su callo.

Callos
Índice