Ampollas

¿Qué son las ampollas?

Las ampollas (llagas, úlceras) son acumulaciones de líquido bajo la capa más externa de la piel. Si bien esta capa no está dañada, las capas de abajo de la piel sí lo están. Esto genera una bolsa que puede ser muy dolorosa.
Hay diferentes tipos de ampollas, las cuales tienen diferentes causas. Por ejemplo, existen las úlceras por presión, escaldaduras y ampollas de sangre. Una úlcera por presión, también llamada ampolla de agua o fricción es el tipo más común y conocido. La úlcera por presión se caracteriza por el color claro del líquido que está en la bolsa.
La fricción excesiva puede tener varias causas, como, por ejemplo, calzado y/o medias inadecuadas, o caminatas prolongadas sin entrenamiento.  Las ampollas, por lo general, aparecen en los pies de las personas que hacen deportes. 
Las ampollas pueden aparecer por fricción excesiva, medicamentos o condiciones subyacentes, como la diabetes mellitus. En estos casos, las ampollas pueden aparecen sin fricción o presión.

En este artículo, sólo hablamos de las ampollas causadas por presión o fricción. Si de repente encuentra una ampolla sin razón alguna, le aconsejamos que se comunique con su Médico Clínico.
Las ampollas pueden ser incómodas, pero no hacen daño. Salvo que usted tenga ampollas por sufrir de diabetes mellitus. En este caso, las ampollas siempre se deben tratar con su pedicura médica. Si se rompe una ampolla, se puede infectar. Por eso le recomendamos que nunca pinche una ampolla.

Descripción de la ampolla en el pie

Una ampolla debajo de su pie o sobre su pie es la respuesta natural de la piel ante la fricción excesiva. Las probabilidades de que aparezcan ampollas aumentan si la piel está mojada. Comienzan con un punto rojo. Si la fuente de la fricción no desaparece, el punto se transforma en una bolsa con líquido. La capa final de la piel se transforma en una especie de ‘herida abierta’. Dentro de las 24 horas, se crea una nueva capa final de piel. Por eso es importante no pinchar la ampolla dentro de las primeras 24 horas. Si espera 24 horas, previene una infección y acelera la recuperación. Sin embargo, usted puede sentir dolor e incomodidad al caminar con una ampolla.

Estrictamente hablando, las escaldaduras son quemaduras de segundo grado y no se deben pinchar.  En caso de que tenga una escaldadura, por favor, comuníquese con su Médico Clínico.

La ampolla de sangre es el tipo más doloroso. Son difíciles de tratar. Son parecidas a las úlceras por presión, pero se ubican más adentro de la piel. Pasan a través de un vaso sanguíneo, y llenan la bolsa con sangre. Nunca debe pinchar una ampolla de sangre. El riesgo de infección es alto y la ampolla puede sangrar sin parar.

Síntomas

Una úlcera por presión en su pie se caracteriza por:

  • Un punto/bolsa roja y dolorosa en el pie (llena de un líquido claro)
  • Dolor al moverse o caminar debido a la presión de su zapato o media
  • La ampolla se puede explotar sola y largar líquido
     

Causas de las ampollas

Existen varios factores que (juntos) resultan en una ampolla en su pie. Fricción, frío, calor y humedad aceleran el proceso. Condiciones subyacentes o medicamentos pueden ocasionar ampollas.

Continuo ‘roce’ de la piel con el zapato o media genera calor. Estos cambios de temperatura pueden debilitar los canales de las capas de su piel. Resulta en agujeros que se llenan con líquido, esto es una ampolla.

Generalmente la temperatura de su pie es mayor durante el verano. Sobre todo, si usted no ventila sus zapatos lo suficiente. Una piel caliente tiene más probabilidades de ampollas. Sin embargo, los pies fríos también tienen un gran riesgo debido al reducido flujo sanguíneo.

Causas de la fricción

  • Zapatos (deportivos) demasiados ajustados o sueltos
  • Medias (deportivas) o costuras de las mediad inadecuadas
  • Arena o pequeñas piedras en su zapato (deportivo)
  • Continuo roce del dedo
  • Uso de un calzado que no es el adecuado para la forma de su pie

Prevención de ampollas en el pie

Usted puede evitar que aparezcan ampollas mediante el uso de zapatos y medias (preferentemente sin costura) adecuados.
¿Usted hace deporte? Las ampollas pueden aparecer al comienzo de la temporada. La piel de sus pies no estuvo expuesta a presión o fricción por un tiempo. Por favor, asegúrese de tomar medidas preventivas durante este tiempo. Usted puede hacerlo tapando las zonas sensibles de su piel durante los entrenamientos y partidos usando cinta deportiva o cinta medicinal. Asegúrese de que la cinta no se enrolle. Para evitar ampollas, sus zapatos deportivos deben ser de la talla adecuada.

Si le gusta caminar o correr, por favor, cubra su pie de manera preventiva. En largas distancias, su pie se calienta y la cinta puede transformarse en la causa de las ampollas. Zapatos y medias deportivas adecuadas son la mejor opción en estas condiciones.

Tratamiento contra úlceras por presión

Las ampollas no siempre necesitan tratamiento. Si la ampolla no le duele o no le molesta, lo mejor es dejar la piel intacta. La ampolla se secará sola.

Sin embargo, si siente molestias, le recomendamos que visite a su pedicura o pedicura médica. En caso de dolor prolongado, la pedicura puede que decida abrir la ampolla. Esto sólo se aplica en el caso de ampollas causadas por fricción excesiva y si no existen condiciones subyacentes. Para prevenir infecciones, la zona alrededor de la ampolla se desinfecta. Luego la pedicura hace una pequeña incisión con un cuchillo esterilizado y el líquido de la ampolla se saca con una gasa esterilizada. El líquido se debe sacar por completo de la ampolla, para que se seque y la piel se recupere. Para evitar infecciones, la piel suelta no se debe quitar. La ampolla se debe cubrir de manera superpuesta para generar un “efecto azulejo”, usando solamente materiales que sea aptos para la piel. El dolor desaparecerá en poco tiempo.

Nunca pinche la ampolla. Si usted quiere evitar fricción en las zonas sensibles o disminuir la presión y el dolor de la ampolla, por favor, cúbrase con una venda para ampollas. Las vendas para ampollas se consiguen en todos los mercados y farmacias. Las vendas para ampollas sirven como prevención y no se deben usar si ya hay una ampolla. Las vendas para ampollas no deben usarse si usted tiene pies en peligro.

Tratamiento contra ampollas de sangre

Tenga paciencia, la ampolla de sangre se curará sola. Por favor, siga los siguientes consejos:

  • Frío: mantenga la zona en agua fría o con una toalla con hielo. El congelamiento de la ampolla de sangre no acelera la recuperación, pero alivia el dolor.
  • Presión: hacer presión en la ampolla de sangre reduce la inflamación. La sangre ya no puede salir del vaso sanguíneo y hace que la ampolla se inflame. Usted puede hacer presión en la ampolla de sangre con una venda de comprensión o haciendo presión con la palma de la mano.
  • Venda: aplique una venda limpia al menos una vez al día o ponga un apósito limpio. Si es necesario, lo puede hacer varias veces al día.

Las personas que entrenan o hacen deportes pueden visitar a la pedicura médica en ProVoet para recibir tratamiento y consejos.  ¿Usted tiene pies en peligro? Por favor, asegúrese de programar una cita con una pedicura médica para tratar sus ampollas.

Ampollas
Índice